Saltar al contenido

Cómo manejar a los alumnos problemáticos

Los alumnos disruptivos pueden ser un problema para cualquier profesor, pero ¿cómo tratar con ellos? En primer lugar, hay que tratar su comportamiento disruptivo de forma objetiva. Un alumno que se queda dormido en clase no es una interrupción. El comportamiento involuntario de un alumno puede convertirse en una distracción cuando el profesor toma medidas. La mejor forma de actuar con un alumno que distrae es ignorarlo y preguntarle por qué lo hace fuera de clase. Si el comportamiento es persistente, el profesor debe dar la espalda al alumno e imponer medidas disciplinarias.

Cómo manejar a los alumnos problemáticos

Si no puede evitar la situación, asegúrese de abordarla de forma constructiva. En lugar de prestar una atención negativa a un alumno, intente satisfacer sus necesidades y abordar el comportamiento en su lugar. Si no puedes evitar que un alumno se comporte mal, pide ayuda a un especialista en comportamiento del centro. Un profesor que tenga una formación especial para tratar los problemas de comportamiento puede ayudarle.

Estar pendiente del alumno también puede ayudarle a evitar más problemas. Estar demasiado lejos de los alumnos puede hacerles sentir que el profesor no está al tanto de su comportamiento. Esto también puede hacer que el niño repita el mal comportamiento. El profesor siempre debe apoyarse en los padres en esta situación, y siempre debe destacar el comportamiento positivo. Si un alumno está haciendo algo bien y se comporta mal repetidamente, ésta puede ser la mejor manera de resolver la situación.

Otras Preguntas de Ésta Categoría